Dirigentes orgánicos del TIPNIS rechazan amenazas de gente afín al MAS

La dirigencia orgánica del TIPNIS, mediante un comunicado público, rechaza el amedrentamiento que personas afines al MAS, están desplegando en su contra.

Estas amenazas fueron emitidas en un “Voto Resolutivo”, que oficializó el grupo de dirigentes indígenas vinculados al partido de gobierno Movimiento Al Socialismo. Este documento fue realizado en el encuentro oficialista de San Pablo del Isiboro los días 25 al 27 de agosto de este año.

Dicho resolutivo emitía varias medidas políticas contra las comunidades, personas y dirigencias indígenas que están en resistencia a la carretera: 1. Exigían la destitución de Marco Fabricano  como coordinador del Centro de Idiomas y Culturas; 2. Demandaban la EXPULSIÓN DEL TERRITORIO INDÍGENA de la dirigencia orgánica del TIPNIS y exdirigentes conocidos por su oposición al proyecto vial como Marcial Fabricano,  desconociéndolos como vivientes del territorio; 3. Pedían por último, como medida punitiva, que Migración e INTERPOL se hicieran presentes en el territorio para expulsar a “personas extranjeras”, las cuales, fueron identificadas participando supuestamente del encuentro orgánico en el Centro de Gestión,  acusados de haber generado “actos vandálicos” contra indígenas y bloqueos en el río.

La dirigencia orgánica a la cabeza de Fabián Gil y Marquesa Teco, expresa su rechazo a las amenazas de expulsión de su propio territorio, como medidas orquestadas por gente del gobierno, para acabar y borrar la lucha contra el proyecto carretero por medio del parque nacional y en defensa del territorio, que vienen sosteniendo desde hace por lo menos ocho años.

Aclaran que las medidas que tomaron como comunidades indígenas, para controlar el paso en los ríos, no estuvo destinada a ejercer ningún tipo de violencia contra otras comunidades, sino fue una medida decidida como dueños del territorio frente a la llegada de MILITARES DE LA FUERZA NAVAL y personeros del SERNAP. Éstos últimos,  señalan, fueron los que agredieron a la dirigencia indígena opuesta a la construcción de la carretera por medio del TIPNIS.

La lucha por el territorio continúa.